María, asesora y experta en porteo

Me hace tremendamente feliz que Pilar (Fundadora de Somomu) me haya dado la oportunidad de ayudarle para que el porteo ergonómico y seguro llegue a todas partes y en este caso a través del uso de sus portabebés.

Mi nombre es María Barreras soy educadora infantil y ASESORA DE PORTEO. Ambas profesiones son vocacionales por excelencia y por eso las vivo con verdadera pasión y aunque mi trabajo en determinados momentos no tenga una compensación económica, no me importa ya que “el cobro” se puede hacer de muchas maneras, y si es consiguiendo que cierta información llegue al máximo posible de personas eso no hay dinero que lo pague. Así que vamos a ello:

Portabebé ergonómico no significa porteo ergonómico ya que la ergonomía se la vamos a dar nosotros/as según el uso que le demos.

Para poder estar seguros/as de que realizamos un porteo óptimo,  debemos asegurarnos de estar cumpliendo las pautas del porteo seguro y porteo ergonómico.

Si estas están bien realizadas, garantizaremos un porteo duradero, ya que tanto la fisionomía del bebé como el cuerpo del adulto estarán cuidados al 100% evitando posibles interferencias producidas por diferentes motivos que provoquen que el porteo termine.

PORTEO SEGURO

El porteo seguro se basa en aplicar las tres claves que hacen que este lo sea.

1º CONOCER LA POSICIÓN ERGONÓMICA:

Saber bascular bien la pelvis es fundamental para poder asegurar una posición correcta en nuestro bebé. El bebé apoya sobre nuestro cuerpo el punto intermedio entre el pubis y el suelo pélvico

Si basculamos bien la pelvis, las rodillas se elevarán, de tal manera que queden más altas que el culo.

En consecuencia de esto anterior, la espalda se redondeará haciendo la forma en “C”

2º TENSIÓN CORRECTA:

Los bebés no son tontos, si el portabebe está ajustado en exceso el bebé se va a quejar ya que irá incómodo. Pero por el contrario, si está poco ajustado, no lo hará.

Cuando damos un ajuste correcto, la altura y la posición que hemos dado en un inicio se mantendrá, por eso si vamos perdiendo la colocación del portabebé significará que lo hemos ajustado mal.

Es cuestión de seguridad. Una mala posición con una buena tensión será segura para el bebé. Pero una buena posición con una mala tensión no va a ser segura.

3º VÍAS RESPIRATORIAS DESPEJADAS

Vías respiratorias despejadas no es igual vías respiratorias visibles.

Barbilla lejos del esternón.

Cabeza ladeada.

Si tenemos bien colocadas las vías respiratorias pero no tenemos buena tensión, se perderá la posición.

PORTEO ERGONÓMICO

El porteo ergonómico lo es porque respeta la postura natural del bebé adaptándose en cada fase de su desarrollo, reparte de forma homogénea el peso del bebé sobre el adulto y asegura un contacto continuo con el cuidador o cuidadora.

Pero el porteo ergonómico no siempre quiere decir portabebé ergonómico, la ergonomía se la vamos a dar nosotros/as según el uso que le demos.

Es verdad que existen unos portabebés que aunque se vendan como ergonómicos en realidad no lo son y hay que tener cuidado con estos artículos porque su uso podría ser perjudicial para el desarrollo físico de nuestros bebés y para nuestra integridad física al ser perjudicial para el desarrollo físico de nuestros bebés y de nuestra integridad física al provocar posturas forzadas para los bebés y repartiendo mal su peso en nuestro cuerpo. Así que las pautas a seguir serán:

1º Bien ajustado.

Deberá ir tan ajustado como para que el bebé no se separe de tu cuerpo si te inclinas, pero con una mínima holgura. Un truco es que nos permita meter un dedo entre nuestro bebé y nosotras.

Si está muy flojo el bebé va a adoptar una postura incorrecta y no será ni ergonómico ni seguro.

Y si está demasiado apretado echarás los hombros hacia delante forzado por la presión de la tela y aplastaras la espalda del bebé haciéndolo poco seguro y no ergonómico de nuevo.

Hay que ajustarlo tantas veces como sea necesario y hasta que estemos cómodos y seguros

2º Altura de los besos.

El bebé debe ir colocado a una altura suficiente para poder besarle la cabecita pero no poder golpearle con nuestra barbilla. Cuando son recién nacidos la referencia es que hay que ponerlos encima del ombligo, pero conforme vayan creciendo habrá que ir ajustando la altura e irán más bajos.

3º Vías respiratorias despejadas.

Evitar que su mentón se pegue al pecho, porque esto cierra sus vías respiratorias.

No se debe cubrir su cara por completo.

Comprobaremos la posición de la cabeza, debe estar ladeada y mirando ligeramente hacia arriba.

4º Espalda en forma de C.

Hay que tener en cuenta el desarrollo en el que se encuentra el bebé y siempre intentar respetar lo que su naturaleza en ese momento puede hacer.

5º Pelvis en retroversión.

La pelvis debe estar con la parte inferior adelantada y el periné apoyado sobre tu cuerpo.

6º Piernas en M.

“Posición de ranita”. Que de frente parezca una M. Respetar el momento de desarrollo del bebé.

7º Adulto cómodo.

El porteo seguro también incluye al adulto que portea, si no estamos cómodos y empezamos a tener dolores debido a la mala práctica, vamos a dejar de portear pero no dejaremos de llevar al bebé en brazos, así que vamos a hacer todo lo posible porque esto no pase porque nos va a ser de gran ayuda.

Espalda recta.

Centros de gravedad lo más cerca posible.

Pelvis en eje con tus piernas y los pies en paralelo.

ASESORÍAS PERSONALIZADAS

Espero que esta información os sirva de mucha ayuda, os la doy con todo mi cariño. Pero si con todo esto tenéis la sensación de podríais portear mejor, o queréis estar seguros/as de hacerlo bien,  podéis contactar conmigo para contratar una asesoría y poder hacerlo de forma más personalizada.

segunda.a.la.derecha.estrella@gmail.com

Teléfono: 659655930

IG: segunda.estrella.a.la.derecha

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.